LUIS MERINO. DIRECTOR DE LOS40 DE 1992-1996.

Cuando comenzó en Los 40 Principales (1975, Valencia), esa lista “era la única votación democrática de España”. La locura por la música fue la mayor responsable de “la fábrica de éxitos y oyentes” más grande del país. Y éxitos de calidad, casi fueron los únicos en pinchar Sultans of Swing, de Dire Straits. Locura contagiada a la masa oyente: En el concierto del 25 Aniversario en Madrid se colapsó la Autopista A6, eso, seis horas.

La radio se ama cuando eres oyente asiduo, de hecho no conozco a ningún protagonista que haya trabajado en radio sin haber pertenecido antes al grupo de oyentes asiduos. Para mí en los años sesenta, el contacto con la música tenía a la cadena SER como intermediario. Era normal escuchar Discomanía, de Raul Matas, Trotadiscos de Constantino Romero, Windy Club y El Gran Musical. Este último los domingos por la mañana, con diferentes Pepes [Domingo Castaño, Cañaveras] y Joaquín Luqui.

50 años de LOS40 en una revista imprescindible

 

Así se fue inoculando una afición que se vio acrecentada por invitaciones a locutorios de amigos radiofonistas e incluso a participar en Radio Alicante en una noche completa dedicada a mi grupo favorito: The Beatles.

The Beatles

Con estos antecedentes, al llegar a Valencia para estudiar Medicina no dudé en intentar el asalto a las ondas y así lograr de paso mi autonomía económica. Locutorios oscuros, giradiscos Garrard o Rusko, mucho humo y, sobre todo, muchísima ilusión…
Allí, en Radio Valencia, tuve mi primer contacto con Los 40 Principales, los sábados por la tarde. Creo que era la única votación democrática que había en España en el 75. A lo largo de cuatro horas, los oyentes manifestaban sus preferencias, y a las nueve de la noche, en un programa nacional, Joaquín Prat escrutaba y anunciaba el flamante nuevo número 1 de Los 40 Principales.

Estos tiempos de música comprimida en la Onda Media (AM) iban a terminar con la obligación de encender y programar las FM, bajo pena de perder la licencia de emisión. Este decreto lanzó el mundo de la FM, un paraíso para la música y sus disc-jockeys.
Unas cuantas emisoras de la SER iniciamos nuestra programación basada en la lista de 40, pero como no había infraestructuras de calidad para la transmisión del sonido, cada radio local, en mi caso Radio Mediterráneo, producía hasta 24 horas diarias. Buscar los mejores presentadores, involucrarles en la programación y convertirlos en profetas de éxitos fue apasionante. El resultado fue un vuelco de la audiencia a la FM, dejando malherida a la radio tradicional en su vieja banda.
Esa diaria rutina de organización, micro y escucha permanente de la emisora se completaba con los viajes a Madrid cada martes para estudiar, con el director Rafael Revert y los coordinadores de nuestras emisoras, las novedades y cómo íbamos a programarlas. ¡Qué bien se pasaba! ¡Qué locos estábamos por la radio y por la música!

Ellos fueron principales: Luis Merino ensalza la figura de Joaquín Luqui

 

Con estos antecedentes conseguimos con urgencia el liderazgo de audiencia total y nos convertimos en la fábrica de éxitos y oyentes más grande de nuestro país. Quise trasladar a la calle esa fuerza y lo logramos con El Gran Musical. El programa que se hacía habitualmente desde una discoteca lo pasamos a espacios abiertos y logro convocar a más de 100.000 personas con el reclamo de artistas y disc-jockeys. Y así un par de veces por año.
Dónde nos metíamos olía a éxito. Recuerdo el caso de Mecano, que había pasado inadvertido con su Hoy no me puedo levantar y tuve la sensación de que algo grande se nos escapaba, lo mantuve en alta rotación durante varias semanas, volvió a entrar en listas y se consolidó ese mismo año como el grupo revelación mas importante. O el de Dire Straits y Sultans of Swing, que éramos casi la única emisora que los programaba y lograron encaramarse en lo más alto. En ambos casos tuve el placer de entregarles sus primeros discos de oro y sobre todo de estremecerme con la sensación de que habiendo contribuido al éxito tenías muy cerca a la gente que admirabas.
Posiblemente el momento cumbre se produjo en 1989, cuando [José Antonio] Abellán, Luqui y yo entrevistamos a Paul McCartney en el nuevo estudio de LOS40 que tomaba su nombre.

Íbamos muy deprisa y disponíamos de la tecnología de vanguardia. La apuesta por la transmisión satelital mejoró nuestra capacidad de transmisión y logró hacer que la Cadena 40 fuese una realidad. Con ese motivo me vine a Madrid de subdirector de 40, con Rafa [Revert] de jefe, a emprender una nueva etapa.
Celebramos el 25 aniversario con dos conciertos simultáneos en Madrid y Barcelona: Héroes del Silencio, Mecano, Duncan Dhu, Miguel Bosé, La Unión, El Último de la Fila, Presuntos Implicados, Luz y un largo etcétera.
Actuaban en el Hipódromo de Madrid y en el estadio de Sarriá (Barcelona), ambos podían ver en pantallas gigantes las actuaciones que se producían a distancia. En el caso de Madrid, el éxito se simbolizó en un atasco que paralizó la A-6 a la altura del Hipódromo y la Zarzuela durante más de seis horas. A partir del 1992, como siempre con el mejor equipo de disc-jockeys, iniciamos la digitalización completa de la radio musical. Empezamos a implementar nuevas marcas dentro de 40: Concierto Básico, en que el artista expresaba su música de forma sencilla sin apenas sofisticación en nuestro estudio de radio. Game 40, por su parte, supuso la entrada de LOS40 en el mundo de los videojuegos.
Desde el 96, cuando Javier Pons asumió la dirección de la cadena, me tocó pelear, desde la dirección de radiofórmulas, por la expansión de la marca. Así nacieron los Premios Ondas de Música, la revista Los 40 Magazine y ampliamos el espectro de 40 en televisión con 40 Tv y 40 Latino.
Nos lanzamos al mundo web con los40.com, cuando ninguna emisora daba esos servicios. También en esa época LOS40 empezaron a tener su tarjeta de crédito, que apenas un año se colocó como primera affinity [tarjeta asociada a una marca] de España alcanzado más de 700.000 ejemplares.

ELTON-JOHN

En el 2000 Concierto Básico logró lo imposible: trajimos a Elton John al Círculo de Bellas Artes de Madrid en un concierto al que invitamos a 100 oyentes. ¡Qué emoción! Fue el día 10 de
septiembre. Al día siguiente no hubiese sido posible, el atentado de la Torres Gemelas de Nueva York paralizó todo.

Con este cambio de milenio impulsamos desde la dirección global de LOS40 el traslado de nuestra marca y modelo a todos los mercados de radio que operábamos. Y nació 40 en México,
Argentina, Chile, Panamá, Costa Rica, Ecuador, Guatemala…

Otro hito de lujo fue diseñar y producir la celebración del 40 aniversario de LOS40. Un año de celebraciones por toda España y conciertos que culminó en el estadio Vicente Calderón con los artistas más importantes de LOS40 en toda su historia y con continuas colaboraciones entre ellos.
Y ya por último, tuve la suerte de poder llevar a cabo mi idea de 40 El Musical, con un equipo de actores de lujo y con Daniel Sánchez Arévalo de director. Y otro récord más. Como te decía…. Toda una vida…