Londres, octubre de 2016. Jon nos cita en un lujoso hotel del corazón de la capital británica, cercano a Covent Garden. Entramos en la habitación y se presenta, como esperábamos, luciendo su amplia y fotogénica sonrisa. Nosotros también estamos felices de volver a verle. Nos comenta que tiene muchas ganas de volver a tocar a España. Luces, cámara y acción…


Son doce números uno en la lista de LOS40, además de innumerables visitas a la radio. Me pregunta por nuestro Joaquín Luqui, le consideraba su amigo y no pudo despedirse de él. El tío Luqui fue uno de los grandes apoyos de Bon Jovi en España, desde sus inicios. Le enseñamos algunas fotografías de nuestro archivo…

Jon nos abre las puertas de This House is not for sale, el renacimiento de Bon Jovi, disponible este viernes 4 de noviembre. En su interior, la fabulosa Living with the Ghost, en la que, con el corazón en la mano, nos enseña sus heridas, o la delicada Labor of Love, una canción perfecta para escuchar con las luces apagadas, que captura a la banda en la intimidad, en los estudios Avatar de Nueva York, grabando en directo.

Ya conocíamos dos adelantos: This house is not for sale, la canción que titula el disco y uno de sus pilares fundamentales, y otro poderoso impacto, Knock out, listo para convertirse en todo un himno en sus conciertos.

En estos agitados días en los EEUU, le preguntamos si se mantiene optimista con Hillary Clinton, y qué le diría a los votantes de su opositor: “Si estuvieras aquí sentado con un partidario de Donald Trump, no podrías decirle simplemente que es un mal tipo. Al menos tienes que escuchar sus motivos”.

Entrevista realizada por Mónica Ordóñez.