Nervios y tensión, pero también mucha ilusión y muchas ganas son las características comunes de esas primeras horas de las voces de LOS40. Anécdotas para reírse a carcajadas y para ser conscientes de que detrás de la magia de la radio, hay personas de carne y hueso.

Gema_Hurtado2ok
Gema Hurtado

Gema Hurtado (Anda Ya)
“Por un lado, cumplí un sueño, que se juntó con las ganas, la ilusión y el hambre de micro. Fue algo maravilloso.

Pero ese día también quiso coger protagonismo la impresora de la redacción de Anda Ya y 10 minutos antes de empezar el programa, cuando tenía que imprimir las noticias, dejó de funcionar. ¡Qué oportuna ella!

Menos mal que alguien vio mi cara de pánico y vino a rescatarme. Ahora me río y lo recuerdo con mucho cariño”

 

jl_garcia4ok
JL García

JL García (LOS40 Zaragoza)
“¡Madre mía el primer día! Para enmarcar. Fue un turno de lo más especial y al mismo tiempo cuatro horas de tensión porque quería que todo saliese bien. Estaban atentos los jefes y eso le echaba mucha más presión. Me lo pasé genial y la tensión se fue rápido en cuanto a la media hora veía que tenía todo controlado. A partir de ahí, disfruté como un enano”.

 

oscar_martinez2
Óscar Martínez

Óscar Martínez (Fórmula 40)
“Fue el día que más nervios he pasado en mi vida. Creo que al final salió todo bien porque la primera canción que presenté fue de unas de mis artistas favoritas, ¡la gran Adele!”

TONYdef
Tony Aguilar


Tony Aguilar (Del 40 al 1)

“Mi primera vez en LOS40 fue en 1991. Tenía 17 años. Qué emoción hacer radio en 40 Barcelona. El jefe me hizo entrar en antena sin previo aviso. Yo me estaba preparando para debutar pasadas unas semanas. La primera canción que me tocó presentar fue ‘All this time’ de Sting. Estaba tan nervioso que no acertaba con la aguja del plato de discos de vinilo”.

 

jorge_sanchez_abadok
JORGE SÁNCHEZ

Jorge Sánchez (Fórmula 40)
“Mi primera vez en LOS40 a nivel nacional fue en julio de 2003. Recuerdo que me temblaba todo porque compartía redacción con aquellas personas a las que tantas veces había escuchado por la radio.

Esos nervios debió notármelos Joaquín Luqui, quien me dio el mejor consejo que he recibido en esta profesión: “Es bueno que estés nervioso, pero disfruta. Tenemos tantas cosas en la cabeza que se nos olvida disfrutar”.

Ese primer turno tuvo un aliciente extra. Tras varios días aprendiendo cómo funcionaba la mesa de mezclas del estudio Paul McCartney, me tocó cambiarme al estudio de al lado porque en el principal se estaba rodando un capítulo de la serie ‘Los Serrano’. Así que mientras estaba en antena, disfrutaba de la grabación”.